MASARU EMOTO

“El agua lejos de estar inanimada está realmente viva y responde

a nuestros pensamientos y emociones”

 

agua-masaru-emoto

 

Quienes tuvimos la oportunidad de conocer a este hombre no podíamos evitar la sensación de estar ante un auténtico visionario. Afirmaba con rotundidad que si todos dejáramos correr el agua del grifo sobre las manos y transmitiéramos amor y gratitud a través de ellas esta vibración viajaría junto con el agua hasta alcanzar los ríos y el mar. El vapor del océano se convertiría en nubes que precipitarían su agua sobre diferentes zonas del mundo. De esta manera, la vibración de amor y gratitud se extendería por todas partes.

Creó un centro de investigación en Japón con una meta bien definida: demostrar que los pensamientos y las emociones humanas pueden alterar la estructura molecular del agua, y por consiguiente cambiar el mundo dentro y fuera de nosotros. Su aventura personal comenzó en 1994, para entonces llevaba trabajando bastante tiempo en medicina alternativa. Trató la salud de más de 10.000 personas ayudado por el agua, por lo que quiso conocer más sobre “su poder”. Se trasladó a la universidad de Berkley; allí conocería al doctor Lee H. Lorenzen, un bioquímico que se dedicaba al estudio de la resonancia magnética del agua, y al que siempre ha estado sumamente agradecido por mostrarle cuál debía ser su camino dentro de la investigación.

Leer artículo completo

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

No se admiten más comentarios