IKEBANA

El camino de las Flores

 

Tras la sensibilidad y la belleza que las flores aportan en cualquier lugar es posible descubrir nuevos y profundos significados a partir de algo tan sencillo en apariencia como el arreglo floral japonés. Un arte lleno de sentido y simbolismo.

Cuando cortamos las flores para hacer composiciones, mueren. El objetivo del Ikebana es “devolver la vida” a estas flores recorriendo un bonito y mágico “camino”. Literalmente traduciríamos del japonés Ikeru (dar vida) y Bana (flores), como: “Las flores nos dan la vida” – al otorgar una nueva existencia a los materiales vegetales que, tras ser cortados, vuelven a renacer en una nueva creación. Detrás del espíritu del Ikebana palpita una actitud basada en el modo de contemplar y vivir la naturaleza que puede calificarse como una faceta de la filosofía, del arte y de la misma cultura japonesa. Su forma de expresión no es buscar la belleza de una flor con los ojos, sino buscar su esencia. “Las flores nos podrán enseñar a encontrarnos a nosotros mismos dentro del mundo, formando parte de la naturaleza y parte de su equilibrio”.

 

Leer Artículo Completo

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *